La profesora María Isabel Guiñez

La tía María Isabel, como muchos la conocemos, llego a nuestro colegio el año 1974, como dice ella “por pura casualidad” cuando escuchó a una niña contarle a su vecina que había tenido que volver antes del colegio porque no habían profesores. Fue así como partió a presentarse al Colegio y cuenta que en ese entonces la recibieron las Hermanas de una congregación Norteamericana, mucho antes de la llegada de las Hermanas Teresianas.

De las características de nuestro colegio, destaca en forma especial el cariño y preocupación de todos los profesores por sus alumnos, dice que siempre los ven como “otro Jesús en la tierra”, como decían las Hermanas Teresianas. Nos cuenta que en todos los años que lleva en el CPSR, nunca ha visto a un profesor maltratar a un niño, muy por el contrario, siempre han tratando de entenderlos y ponerse en el lugar de ellos. “En estos 40 años, he visto muchas etapas en el colegio, buenas y malas, pero nunca hemos decaído como comunidad Cristiana, porque es una comunidad que constantemente se está nutriendo en Cristo”.

De las cosas que extraña, cuenta con tristeza, cómo en estos años se ha ido perdiendo el cariño, la admiración y el acompañamiento de los apoderados por el profesor, en su labor pedagógica. “La fe que ellos tenían en ti, eras creíble, eso lamentablemente se ha ido perdiendo”.

Casada hace ya 43 años, con una hija, de quien orgullosamente nos comenta que vive hace ya varios años en España, se reconoce como una persona que crea raíces profundas en todos los ámbitos de su vida, demostrado en sus largos años de matrimonio, sus 40 años de trabajo en el colegio y sus amistades. “No soy de cosas pasajeras, me gusta crear raíces, profundizar en mis relaciones, vida y amistades”. De personalidad alegre, con una gran pasión por el canto, la actuación y el baile, principalmente el flamenco. Es un verdadero ejemplo de fortaleza y perseverancia para todos nosotros.

Actualmente es profesora jefe del 4to básico B y en esta oportunidad quiere aprovechar de decirle a todos los niños del Parroquial que siempre aspiren a más, que se preocupen de multiplicar los talentos que Dios les ha regalado y que nunca se rindan.

Tía María Isabel, muchas gracias por estos 40 años de intensa entrega en nuestro Colegio Parroquial.

La profesora María Isabel Guiñez La profesora María Isabel Guiñez